RESEÑA | Defensa de Tesis: Pereyra, María Emilia

 

Reseña:

Desde su aparición a principios de los 1980, la teledetección hiperespectral ha demostrado ser de gran utilidad para la observación de la Tierra. En particular, ha mostrado ser una herramienta importante en diversas aplicaciones relacionadas con el estudio de agua costera y continental, el estudio de ecosistemas, el estudio de la vegetación y la ecología, la geología y composición del suelo, entre muchas otras.

La mayoría de los instrumentos ópticos hiperespectrales desarrollados hasta la fecha cubren el espectro visible e infrarrojo cercano (VNIR, 400 a 1000 nm) o el espectro infrarrojo de onda corta (SWIR, 1000 a 2500 nm) de reflectancia solar y han sido principalmente aerotransportados. Un ejemplo de este tipo de instrumentos es AVIRIS (Airborne Visible/Infrared Imaging Spectrometer). Diseñado y operado por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de NASA, ha sido utilizado desde finales de la década de 1980 en un gran número de experimentos y campañas de campo. Este instrumento resulta un caso ejemplar en cuanto a los métodos e instrumental utilizados para su calibración espectral y radiométrica tanto en laboratorio como a bordo. Otros instrumentos utilizados ampliamente en los últimos años son: HyMAP, Compact Airborne Spectrographic Imager (CASI) y Airborne Prism Experiment (APEX).

La tecnología aplicada a instrumentos hiperespectrales para observación de la Tierra ha madurado, y muchos proyectos satelitales de distintos países se han desarrollado en estos últimos años.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *